Casas para reparar o remodelar.

Comprar una casa que necesita una reparación importante, o que servirá de base para una ampliación, es una gran estrategia para algunos compradores. Las ventajas son obvias: pagas menos, y ejercitas tu propio y excelente gusto para producir una casa que te encantará vivir, y puedes vender con ganancias. Además, si el lugar es habitable ahora, puedes hacer esos cambios más tarde, cuando tenga más efectivo o capital (incluso, que puedes pedir prestado).
Casas para reparar o remodelar
contratar-agente-de-bienes-raices

Comprar una casa que pudimos ampliar.

Adan y Eva se habían casado recientemente y planeaban tener hijos. Pero, dice Eva, “Todas las casas en nuestro rango de precios eran demasiado pequeñas, estaban demasiado lejos de nuestras oficinas o no tenían
espacio utilizable en el patio trasero, y teníamos una imagen de pasar el rato con familiares y amigos en una terraza trasera. Después de un año de búsqueda, decidimos comprar algo pequeño y amplar.

Encontramos una propiedad de dos habitaciones a buen precio, a la que agregamos un segundo baño y una terraza poco después de comprar. Eso agotó nuestros ahorros, pero cinco años más tarde, justo antes de nuestro segundo hijo, la casa había subido de valor lo suficiente para que nosotros pudiéramos calificar para un préstamo con garantía hipotecaria y agregar otra habitación”.

Cuánta reparación puedes manejar.

Idealmente, te gustaría una casa donde las reparaciones sean menores, como simplemente deshacerse del papel tapiz. Lamentablemente, otros compradores de vivienda e inversionistas también buscan reparaciones fáciles, entonces las grandes ofertas son difíciles de encontrar. Sin embargo, cierta cantidad de viviendas con necesidad de reparaciones cosméticas siguen pasadas ​​por alto, especialmente si parecen poco atractivas desde la calle (algunos compradores potenciales ni siquiera saldrán de su automóvil).

En el otro extremo del espectro hay remodelaciones importantes, que requieren mejoras estructurales, agregar o quitar paredes o habitaciones, y más. A menos que tengas un contratista en la familia o puedas obtener un préstamo 203(k), que veremos a continuación, te sugerimos evitarlos, especialmente si contienen peligros para la salud (como el moho) o son prácticamente imposibles de vivir (tal vez con grandes agujeros en el piso o techo). Este es el por qué:

  • El banco puede negarse a aprobar tu préstamo hasta que una cierta cantidad de reparaciones son realizadas, y ni el vendedor ni tu pueden estar listos para pagar o completar esas reparaciones.
  • Las reparaciones importantes pueden agotar tu cuenta bancaria. Tú estás buscando reparar una casa porque la casa perfecta no parece estar en tu rango de precios. Y no olvides que las sorpresas en la construcción son inevitables, y generalmente caras.
  • Tratar con mejoras a gran escala puede interrumpir tu vida y tensar tus relaciones personales. Si es tu primer hogar, tú podrías no estar listo para manejar contratistas; tomar tiempo libre del trabajo para supervisar la vorágine de la actividad; y lidiar con retrasos, empleados que no se presentan, o sobrecostos, especialmente si vives en la casa.

La mejor oferta suele ser reparar algo intermedio: uno que puede hacerse viable con una cantidad manejable de tu propio trabajo o ayuda profesional. Piensa en pintura, pisos y ventanas nuevos, en lugar de un fundación y techo nuevos. Cuando encuentres una que prometa, asegúrate de:

  • Verifica si tus planes son realmente factibles. Normalmente, eso significa contactar al departamento de construcción de tu ciudad con respecto a la altura, límites, requisitos para actualizar el cableado antiguo y otros sistemas hasta el código, reglas de retiro, revisar ordenanzas o restricciones de estacionamiento.
  • Pregunta a arquitectos, contratistas e ingenieros sobre los costos y viabilidad de cualquier cambio estructural importante como agregar un segundo piso o una habitación.
  • Ten una conversación seria con cualquiera que compre contigo sobre el estrés que este proyecto puede causar. Discutan cómo se las arreglarán sin una cocina funcional o baño, o quién se encargará de los muchos diferentes contratistas y trabajadores.

Espera lo inesperado.

Pipo y Mima compraron una casa destartalada en una calle donde muchas parejas jóvenes estaban comprando y remodelando. Pipo explica: “Nuestro plan era vivir ahí mientras se hacía la remodelación, quedarnos unos años y luego mudarnos a un lugar más grande. Pero casi de inmediato, nos encontramos con complicaciones. Primero, después de que se rasgó el techo por fuera, nos dijeron que necesitaríamos una viga especial para tener la elevación del techo que queríamos. Mientras tanto, llovió sobre nuestros pisos de madera, que tuvieron que ser reemplazados. Esto resultó en un efecto de goteo (literalmente), con un retraso tras otro. Nosotros terminamos quedándonos en nuestro antiguo departamento durante los diez meses de remodelación, pagando tanto el alquiler como la hipoteca. Amamos nuestra casa, pero ya no estamos planeamos mudarnos pronto”.

¿Quién dice que las reparaciones del hogar son "trabajo del hombre"?

Cualquiera que tenga un reto de reparación puede aprovechar los recursos de reparación como www.bejane.com, con tutoriales, mensajes y videos de bricolaje. Y talleres Tupperware-partyesque Tomboy Tools incluyen martillos y demostraciones (ver www.tomboytools.com). También puedes utilizar estos libros:

comprar una casa en Florida

Espera lo inesperado.

Derribarlo y comenzar de nuevo podría ser más fácil: Revisa la página web www.craftsman-book.com, que tiene una calculadora para ayudarte a estimar el costo de reemplazar una casa entera.

¿Ganarás dinero cuando vendas?

Aunque beneficiarse de la venta de tu casa remodelada o arreglada puede que no sea tu primera prioridad ahora, vale la pena considerarlo. No todas las actualizaciones entusiasman a los compradores lo suficiente como para pagar más, por ejemplo, un nuevo horno rara vez sorprende a alguien. Para verificar si tus cambios planificados conducirán a una ganancia, revisa las páginas web que se indican más abajo, y habla con tu Agente de Bienes Raíces. Son numerosas los casos de construcciones o mejoras, donde el propietario si hubiera hablado primero con su Realtor, se hubiera evitado serios problemas al momento de la reventa.
Calcula tus costos de remodelación, revisa las relaciones costo-valor u obtén consejos generales de remodelación en:

Calcula tus costos de remodelación, revisa las relaciones costo-valor u obtén consejos generales de remodelación en:

solicitar listado casa florida
NUEVO!!!!
Listado de Casas en Venta

Recibe un listado único y exclusivo de las mejores propiedades a la venta en el vecindario o ciudad donde deseas comprar.

Facebook
WhatsApp
Telegram
Twitter
LinkedIn
Translate »
Scroll al inicio