Cerrar la transacción.

El cierre (The closing).

El cierre, también conocido como “liquidación (settlement)” o “tiempo de ejecución (time for performance)” es una reunión o una serie de eventos casi simultáneos durante los cuales el comprador le paga el precio al vendedor y el vendedor le transfiere al comprador los derechos sobre la propiedad. Todo esto es dirigido por tu agente de cierre.

cierre de real estate

El cierre va a ocurrir sólo después que el vendedor y tu hayan cumplido o renegociado todos los términos del contrato de compraventa. Para lograr esto, ustedes dos han estado trabajando durante semanas: haciendo inspecciones, reparaciones, organizando el financiamiento, y eliminando otras contingencias; durante ese tiempo, el comprador seguía siendo dueño del dinero de compra, y el vendedor aún era dueño de la casa. El cierre se creó para que el comprador y el vendedor puedan sentirse seguros y entiendan lo que están entregando uno al otro.

Si no estás pagando en efectivo, tu prestamista tiene gran parte del dinero para esta transacción. El prestamista tiene que hacer cosas de último momento, así que no te sorprendas si tu empleador recibe una llamada el día de cierre para asegurarse de que tu aún trabajas ahí. Y tú mismo, puedes tener que cumplir con algunas solicitudes del prestamista de última hora, como documentos o declaraciones adicionales. Cuando el prestamista decide que todo está “listo para cerrar (clear to close)” es que tú, como parte de la ceremonia del cierre (closing ceremony), firmaras tu préstamo y se transfiere tu pago inicial al vendedor. Luego, tu prestamista, por intermedio de tu agente de cierre, le pagará al vendedor el resto del precio de compra.

A partir de esta descripción general, ¿Qué ocurre en tu cierre? Vamos a dividir la respuesta en tres grandes áreas:

  • ¿Cuándo es?
  • ¿Dónde es?
  • ¿Quién asiste?

Cuándo. La fecha exacta de tu cierre debe haber sido especificada en tu acuerdo de compraventa. Si la fecha no está absolutamente clara, tu agente de cierre los ayudará a ti y al vendedor a decidir cuando todos estén listos, y coordinará esa fecha con el prestamista. La mejor situación es que la fecha y hora del cierre estén confirmados con el prestamista al menos con diez días de anticipación.

A pesar de todo, la fecha y hora del cierre pueden cambiar. Se considera normal que, en los últimos días antes de cierre, la hora y fecha se revisen de mutuo acuerdo.

No programes tu cierre en un fin de semana. Mima y Pipo vivían lejos de la oficina del agente de cierre; ellos pensaron que habían tenido mucha suerte cuando el agente de cierre se ofreció a cerrar un sábado; luego surgió una complicación con su préstamo; el agente de préstamo no estaba disponible para atender el teléfono, y tomó tres horas para resolver todo. Al final, todos quedaron agotados.

Dónde. Muy probablemente, la reunión tendrá lugar en la oficina de tu agente de cierre, o en la oficina de tu Realtor o, en la oficina de ventas de tu constructor, o (en casos excepcionales) en la oficina de tu prestamista. La elección de la ubicación depende de la costumbre local, la conveniencia y, en última instancia, los términos de tu acuerdo de compraventa.

Quienes. Por supuesto, tú estarás ahí, preferiblemente fresco y descansado, acompañado de tu co-comprador (de haberlo). ¡No traigas niños! Un cierre es serio, a veces es una experiencia intensa que exige toda tu atención. Contrata a una niñera por el doble de tiempo que crees que tomará, y date suficiente tiempo para la reunión, incluyendo tal vez una posterior comida de celebración solo para adultos.

¿Qué pasa si surge una emergencia y tu o tu co-comprador no pueden estar en el cierre? Una posibilidad es hacer arreglos para que firmen unos días antes, por ejemplo, si vas a viajar. Otra (que no todos los prestamistas permiten) es preparar un documento llamado “poder notarial (specific power of attorney)” que otorga poder de firma a una persona de confianza, con el limitado propósito de comprar esa propiedad. El poder notarial debe incluir una fecha de vencimiento, digamos unos días después del cierre.

Tu agente de bienes raíces debe estar en el cierre, dándote soporte y con una carpeta con todos los documentos de la transacción, para el caso de que alguien olvide cualquier cosa. También puede estar tu agente de préstamos.

Pide a tu agente de bienes raíces que venga al cierre para ayudarte con vendedores tóxicos. Marianela y su esposo habían acordado comprar una propiedad a poca distancia de su trabajo en la Universidad de Miami, pero tenían la sensación de que su vendedor no era muy escrupuloso; había estado alquilando la propiedad por habitaciones a estudiante y el lugar era un desastre. Las sospechas se confirmaron el día de cierre cuando el agente de cierre descubrió una factura pendiente de agua de $800. El vendedor intentó fingir que la había pagado (no lo había hecho), y luego argumentó que no le correspondía a él pagarlo. Fue toda una escena; pero su agente de bienes raíces lo ayudó a entender que tenía que pagarlo para poder transferir la escritura.

A menos que el cierre sea en la oficina del prestamista, normalmente ellos no envían un representante, sino que envían los documentos directamente al agente de cierre. Si surgen preguntas, el agente de préstamo se comunicará con el prestamista. El prestamista no autorizará el desembolso de los fondos hasta que el agente de cierre le haya confirmado que ha cumplido con todas sus instrucciones. A veces, el cumplimiento de esas instrucciones se verifica en algunas horas después que todo está firmado, y el desembolso de fondos ocurre posteriormente; esto se llama un “cierre seco (dry closing)”.

¿Quién responderá tus preguntas finales? Muchos compradores desarrollan preguntas el día de cierre, cuando tienen frente a si todos los documentos del préstamo. Tu agente de bienes raíces debería poder responder todas tus preguntas. En todo caso, tu deberías estudiar con anticipación el más reciente “Estimado del Préstamo (Loan Estimate)” y la Declaración de Cierre (Closing Disclosure)” hasta que te sientas familiar con ellos. Luego asegúrate de que tu agente de préstamos hipoteca esté presente en el cierre o tengas su número de teléfono directo, junto con la promesa de estar disponible el día de cierre.

Otra persona que puede estar en la sala es un notario público (aunque normalmente el agente de cierre desempeña ese papel). El notario estará encargado de la muy breve, aunque también muy importante tarea, que tú y cualquier otra persona firmen los documentos que corresponden, afirmando que ustedes son quienes dicen ser (verificando su identificación con foto) y colocando un sello en los documentos para confirmar todo.

La costumbre local establece si el vendedor o su representante acudirán a la misma reunión que tú, aunque es normal manejar estas firmas por separado. El vendedor tiene muchos menos documentos para firmar, y puede que ya haya firmado delante del agente de cierre, o haber firmado delante de otro notario y enviar los documentos durante la noche, o también puede haber otorgado un “poder notarial”. En resumen, firmar documentos (cualquier cantidad entre 10 y 75 páginas) será tu tarea principal en el cierre.

Diferencias con los cierres de cooperativas. Los compradores de una cooperativa normalmente se reúnen en la oficina del agente de cierre, a donde el vendedor trae el certificado de acciones que demuestra la propiedad del vendedor de la cooperativa. Los agentes de bienes raíces también deben estar presentes. Luego se registra la “Cesión de las Acciones (Stocks Assignment)” y la “Cesión del Arrendamiento Propietario (Proprietary Lease Assignment)” para mostrar públicamente tu derecho de propiedad sobre tus acciones en la cooperativa.

solicitar listado casa florida
NUEVO!!!!
Listado de Casas en Venta

Recibe un listado único y exclusivo de las mejores propiedades a la venta en el vecindario o ciudad donde deseas comprar.

Facebook
WhatsApp
Telegram
Twitter
LinkedIn

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Scroll to Top