Tu puedes comprar una casa … si tú quieres.

¿Estas con la indecisión de comprar una casa? Algunas personas simplemente no se sienten preparadas para tomar este paso. Aquí vamos a revisar una lista con las más comunes: “Yo podría compra una casa, pero …” EXCUSAS. 
No te sientas mal, no todas las excusas son “malas” excusas. Tu sólo necesitas saber donde estas parados y con un sólido conocimiento de la realidad del mercado inmobiliario, en lugar de tener miedo.

Me gusta alquilar.

Quizás tu estás pensando, “Yo realmente amo mi apartamento” o “Yo tengo un buen contrato de alquiler”. La verdad es que, aunque tengas una renta que parece barata, lo barato nunca es mejor que lo gratis. Ok, yo estoy consciente que comprar una casa tampoco es gratis, pero resulta que en algún punto del tiempo tu no tendrás que pagar mas hipoteca. Esto nunca va a ocurrir si tu estas alquilado.

Haga usted las matemáticas !

En estas calculadoras se comparan los costos de alquilar y comprar:
A pesar de que para usar estas calculadoras vas a necesitar adivinar cuando gastaras en una casa, el resultado te dará una comparación aproximada.
Te recomiendo que regreses a estas calculadoras después que hayas revisado más publicaciones en esta página web.
Dicho esto, alquilar puede ser mejor opción en las siguientes situaciones:
  • Tu piensas mudarte del área dentro de los próximos años. Comprar es una estrategia de largo plazo, porque tiene gastos de aprobación y cierre. Además, es más fácil mudarse de un sitio alquilado que de su propia casa, incluyendo que vender es más complicado que comprar.
  • Tu necesitas flexibilidad. Comprar es lo mejor para personas cuyas vidas son muy estables. Si tu prioridad es ser capaz de dejar tu trabajo en cualquier momento que quieras, quizás ser propietario se sentiría mas como un ancla que como un paso positivo. Aunque -otra vez-, yo conozco muchos “nómadas” que alquilan sus casas y financian sus movimientos de vida con el ingreso de la renta).
  • Tu piensas que tus ingresos van a decaer muy pronto. Si tu estas pensando volver a la escuela o dejar tu trabajo a tiempo completo para adquirir una profesión, quizás no vas a desear estar atado a una hipoteca. Aunque, tu bien podrías comprar una casa mas modesta conforme tu menor ingreso futuro o pagar la hipoteca con el ingreso de alquilarla.
  • Te cuesta mucho más comprar que alquilar. Haciendo las matemáticas en las calculadoras que te indique anteriormente, en algunos nichos de mercado, es posible que sea mas barato rentar que comprar, aun después de incluir el factor deducción de impuestos e inflación. En esos casos excepcionales, tu puedes estar mejor alquilando que comprando, o simplemente alquilar una mejor casa con la expectativa de comprarla a futuro.

No puedo darme ese lujo.

Quizás tu principal preocupación acerca de comprar una casa es que simplemente no tienes el dinero suficiente. Reunir 20 % de “down payment” puede ser una tarea difícil cuando ya estas abrumado pagando un préstamo estudiantil u otros pagos importantes. O quizás, tu estas preocupado porque no calificaras para un préstamo gigantesco que necesitas, y que quizás no seas capaz de pagar en el futuro.

La mejor cosa que pudimos hacer: Hacer un esfuerzo, paga.

Pipo y su esposa Mima estaban estirando sus limites financieros para comprar una casa.
Pipo me comenta que: “estábamos nerviosos porque nuestro agente nos dijo, que tendríamos que hacer un sacrificio por un año o más, y luego las cosas mejorarían. Esas palabras se quedaron grabadas en mi mente. Luego me dije a mi mismo: OK, podemos manejar esa situación. Y así asumimos la vida”.
Ese primer año agotamos nuestros ahorros, no solo con los gastos de cierre, sino pintando la casa y comprando muebles.
Ahora, ya nos hemos establecido, y ser propietarios no se siente como una “carga pesada” sobre nuestros hombros, sino como una “seguridad” en nuestras vidas.
Pipo me comenta que: “estábamos nerviosos porque nuestro agente nos dijo, que tendríamos que hacer un sacrificio por un año o más, y luego las cosas mejorarían. Esas palabras se quedaron grabadas en mi mente. Luego me dije a mi mismo: OK, podemos manejar esa situación. Y así asumimos la vida”
Ese primer año agotamos nuestros ahorros, no solo con los gastos de cierre, sino pintando la casa y comprando muebles.
Ahora, ya nos hemos establecido, y ser propietarios no se siente como una “carga pesada” sobre nuestros hombros, sino como una “seguridad” en nuestras vidas.
Si tu estas ahorrando para el “down payment” y te parece muy difícil, recuerda que existen alternativas, por ejemplo, un familiar puede hacerte un “regalo” para completar ese pago, o incluso incluir una persona muy cercana a ti como co-prestatario de la hipoteca.
No debes sentirte abrumado por el pago de la hipoteca considerando solo el gran número del préstamo que está en relación con el precio de la casa, sino que debes considerar que el pago de la hipoteca será distribuido en -normalmente- 30 años.

Pequeño puede ser hermoso.

Si tu piensas que vivir en un pequeño espacio significa que tu estarás reducido, inconforme y con falta de estética, entra a esta página web:
Podrás ver pequeños espacios que otras personas han transformado en casas fabulosas. ¡Inspírate!
Finalmente, no olvides que la primera que compras no es necesariamente la única en que vivirás para siempre.
Si permaneces flexible, y comienzas con una no-tan-perfecta casa, te introduces al mercado de bienes raíces, pensando que es “solo el comienzo”. Luego, acumulas “equity” que te ayuda a comprar la siguiente casa.

No tengo pareja.

Algunas personas son renuentes a comprar una casa que están solteras ahora, aunque esperan tener pareja en el futuro. Pero ¿sabías tú que cerca de 1 de cada 5 propietarios de casa hoy, son mujeres solteras? Obviamente, ellas han entendido que no existe tal ley que diga que solo las parejas pueden comprar una casa.

La mejor cosa que pude hacer: Invertir en mi presente y también en mi futuro.

Rocio, como agente de bienes raíces, entiende la falta de motivación de comprar una casa como mujer soltera, porque lo ha visto en muchos de sus clientes.
Recientemente, ella me dijo: “El problema de esperar a hacer algo en la forma tradicional, son las oportunidades que pierdes en el periodo de espera. Yo tenia 30 anos y estaba lista para comprar una propiedad; además, tiene mucho sentido obtener beneficios fiscales en lugar de pagar renta. No quiero decir que haber comprado sola no fue difícil; yo tuve que ir al máximo financieramente para lograrlo. Pero desde que soy propietaria, mi casa ha subido mucho de precio.
Tú, como persona soltera, quizás te preocupas en que tendrás que mudarte cuando tengas una pareja. Eso es posible, pero también es posible que mientras tu pareja llega, el incremento de valor de tu propiedad te ayudara, sin duda “a vivir felices para siempre”. Si el valor de tu propiedad sube y tu pagas la hipoteca, ustedes dos (ahora) tendrán “equity” que podrán usar para comprar una casa juntos. Además, una casa que es perfecta para uno puede albergar a dos también.

La mejor cosa que pudimos hacer: Combinar nuestras casas.

Mariajose me dijo: “Yo era una joven profesional y “muy” soltera cuando compre un apartamento. Dos años más tarde conocí a Christian, quien también era dueño de una pequeña casa. Nos casamos y vivimos en su casa, alquilamos el apartamento.
Entonces tuvimos hijos, y la casa se hizo muy pequeña. Vendimos mi apartamento y la de Christian, usamos el “equity” para comprar una casa más grande, perfecta para nosotros y nuestros hijos. Es hermoso tener un sitio que escogimos juntos, con nuestra familia en mente”.

Es demasiada responsabilidad.

Para algunas personas, la idea de ser dueños de su casa parece ser mucha responsabilidad. Ciertamente, ser inquilino es mucho más fácil que ser propietario: 

Tu haces un cheque por la renta y estas cubierto por un mes; incluso, en la mayoría de los contratos se establece que tú puedes mudarte dando un aviso al dueño con 30 días de anticipación. Esto es perfecto para aquellos que son nómadas.

Asumir que rentar no incluye responsabilidad no es realmente cierto. ¿Qué ocurre si no pagas la renta? Te desalojan … y entonces, ¿a dónde vas a ir?, ¿de regreso a la casa de mama y papa? La mayoría de las personas prefieren hacer el sacrificio que sea, para que la renta mensual sea pagada.
Entonces, si tú ya has vivido fuera de la casa de tus padres, estas familiarizado con la necesidad de hacer tus pagos y finanzas mensuales. Por supuesto, cuando compres tu tendras otras responsabilidades, como mantener el jardín y hacer reparaciones, pero tu priorizas que debe hacerse y cuando; por ejemplo, tú puedes decidir si no quieres reparar una escalera crujiente hasta que tengas gabinetes de cocina nuevos.

Los precios pueden bajar

Los precios pueden bajar. Conocer los ciclos del mercado de bienes raíces es -definitivamente- importante, pero no es fácil entrar o salir del mercado en el momento perfecto. Una cosa es, que los precios parezcan estables y tu estas esperando hasta que puedas entrar. Pero, si tu estas tratando de entrar o salir del mercado de bienes raíces en el momento perfecto; vas a descubrir en el momento que percibes una tendencia, mucha gente ya la conocerá, también; y los precios comenzaron a saltar antes que tú lo supieras.
Entonces, si tú eres vigilante tú mercado local de bienes raíces, estas familiarizado con las noticias económicas y tienes un solido sentido del futuro, quizás tenga sentido esperar que los precios bajen. Pero, tu no puedes paralizar tu vida por esto; especialmente si eres casado, tienes hijos, estas pensando en tu retiro o haciendo otras cosas que tienen su propio tiempo y espacio.

Tengo miedo.

Comprar una casa puede parecer abrumador, incluso si tu -siempre- lo has querido. No es un proceso familiar para ti, hay mucho dinero en juego, y puedes sentir miedo de ser empujado a comprar algo que -incluso- no te gusta o que puede perder valor. Pero, el miedo de debería detenerte de realizar tu sueño de ser propietario de tu casa.
Para ayudarte a calmar las mariposas en el estómago, estos son algunos pasos:
  • Conoce tus fortalezas y debilidades. Debes encontrar manera de abordarlos, por ejemplo, con asesoría de un buen Agente de Bienes Raíces.
  • Pregúntale a tu Agente de Bienes Raíces los detalles del proceso de compra. Al conocer todos los pasos, evitas estar confundido y la necesidad de estar revisando alternativas de último momento -para cuando el proceso se haga mas intenso-.
  • Revisa tu mercado de bienes raíces local. En Florida New Dream te ensenaremos las tendencias en tu área, para asegurar que estás comprando un activo que no pierda valor, y que tenga apreciación potencial en el largo plazo.
  • Intégrate a tu Agente de Bienes Raíces. Esto es fundamental para ahorrar tiempo y dinero; recuerda que tu Agente de Bienes Raíces es el coordinador de otros profesionales: Inspectores de Viviendas, Oficiales de Préstamo, Tasadores, Agente de Cierre, etc.
  • Organízate. Tu debes utilizar todas las “listas de comprobación” y otras herramientas dentro de esta pagina web, para tener todo listo y proceder sin obstáculos; por ejemplo, tener actualizados todos los documentos necesarios para obtener el financiamiento.
En Florida New Dream estamos comprometidos en ayudarte a alcanzar tus metas en bienes raíces. Nosotros te diremos donde estas en cada paso, que esperar y cual es el siguiente movimiento; de manera que tu estés tranquilo, orientado y avances con seguridad. Con esto, estamos listos.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Déjanos un comentario aquí

Scroll to Top