vender tu casa

¿Interesado en Vender tu Casa?

Excelente, nosotros te podemos ayudar a vender más rápido y tu casa. En todos estos años hemos ayudado a dueños de propiedades a vender su casa sin complicaciones y ganar mucho más dinero por ella. Pide ayuda aqui.
¿Estás pensando vender tu casa?
Algunas personas piensan que las casas pueden -prácticamente- venderse solas. Sin embargo es absolutamente recomendable que tengas un agente inmobiliario a tu lado, que te ofrecerá experiencia y consejos y se encargue de gran parte del trabajo.
como vender tu casa
Existen muchas razones convincentes para informarte sobre el proceso, incluso antes de llamar a un agente y poner tu casa en el mercado. Hay mucho dinero en juego en esta transacción (como si no lo hubieras notado). Los vendedores, cuya energía mental está entrenada y focalizada en sus otros asuntos de vida, corren el riesgo de ignorar el consejo de un sabio agente de bienes raíces o escuchar el consejo mediocre de un amigo, lo que puede resultar en un precio de venta de la vivienda más bajo de lo que sería posible de otra manera. Incluso, en el caso que decidas en tu mejor curso de acción es prescindir de un agente, estudiar las publicaciones de este sitio web es crucial para ti.
Con la ayuda de nosotros, puedes averiguar cosas importantes, como qué hacer primero después de decidir vender tu casa, qué buscar y esperar de un agente de bienes raíces, cómo obtener el mejor precio por tu casa, cómo la ley te protege y lo que requiere de ti cuando firmas un acuerdo de compra con un comprador, y mucho más.
Discutiremos todos esos asuntos, con la ayuda de cientos de agentes inmobiliarios de Florida New Dream que han contribuido con consejos e historias del mundo desde la vida real inmobiliaria.

Pasos Claves para vender tu Casa

Veamos ahora el panorama general: los pasos clave para vender tu casa. Revísalos antes de sumergirse en el proceso; aprenderá qué esperar y verás cómo encajan las diferentes piezas:

Evalúa el estado actual de tu casa

Examinar detenidamente el estado de tu casa te dará un aviso sobre las necesidades de reparación, te permitirá identificar las ventajas y desventajas de tu venta clave y determinar su precio. Tu puedes realizar una evaluación preliminar por ti mismo, aunque lo recomendables es que contrates a un profesional externo para que descubra los problemas que quizás no tengas la experiencia para detectar.
¿Cuán rápido esperas vender tu casa? Dependiendo de tu propia disposición para mudarte y de la forma en que se encuentre tu casa, es ideal comenzar a planificar ese importante acontecimiento con varios meses de antelación. Una vez que contrates a un agente de bienes raíces, habrá mucho que hacer para preparar tu casa para la venta.
En esta publicación cubriremos algunas de las cosas que puedes hacer tú mismo, así como algunos de los grandes problemas que debes considerar antes de iniciar el proceso de venta, que incluyen:

¿Cómo encontrar el mejor agente de bienes raíces, y quizás algunos otros profesionales para ayudarte?

A menos que tu seas un profesional en bienes raíces, en cuyo caso también te interesa leer las publicaciones de esta página, tu deberías contratar a un agente para publicar y ayudar a vender tu propiedad. Quizás, puedas agregar un abogado al equipo si tu transacción es particularmente compleja. La asesoría de un preparador de impuestos también puede ser útil para cuestiones fiscales y afines. Aquí analizaremos cuándo, por qué y cómo contratar a uno o todos esos profesionales.
Asumimos que, como la mayoría de los vendedores de viviendas, tendrás un agente a tu lado. El agente proporciona un segundo par de ojos, puede sugerir las reparaciones o mejoras necesarias, ayuda a elaborar estrategias sobre problemas a largo plazo, como el mejor momento para poner el lugar en el mercado, realiza un análisis de mercado para llegar a un precio de lista, te ayuda a clasificar ofertas, negocia con compradores y asegura que se ejecuten las muchas tareas necesarias para que el acuerdo trato se cierre. Además, el agente de bienes raíces  te ayudará a redactar o negociar el contrato de venta. Un abogado y un profesional de impuestos también deben ser considerados para incorporar a tu equipo, particularmente en situaciones legales o financieras complejas o si sus ganancias pueden exceder la exclusión fiscal de ganancias de capital del IRS ($250,000 para individuos, $500,000 para parejas casadas que presentan declaraciones conjuntas).
Por supuesto, debes tomarte el tiempo para entrevistar a algunos agentes u otros profesionales y elegir a los que sean muy respetados y se adapten a sus necesidades. También abordaremos la -muy discutida- alternativa de vender sin la ayuda de un agente, llamada venta por el propietario o FSBO.

Realizar Reparaciones y Mejoras

¿Cuándo fue la última vez que alguien tuvo una visión completa de la condición de tu casa, toda la casa, incluido el espacio de acceso o el ático? A menos que hayas hecho una remodelación importante, lo más probable es que tu respuesta sea “Nadie, desde que compramos la casa”. Desde ese momento, has arreglado y reemplazado algunas cosas, has pasado por alto algunos problemas menores y posiblemente hayas ignorado -en forma inocente- algunos otros. El punto es que lo que parece un problema menor o que no es un problema, puede convertirse en un importante punto de negociación para un comprador.
La medida en que los compradores solicitan reparaciones y reducciones de precios depende en gran medida del mercado. En un mercado caliente, no les importará, aunque el grupo de compradores ansiosos definitivamente presiona que las casas que están listas para el mercado. Pero durante la recesión del mercado, los compradores y sus agentes aprendieron a ser despiadados, exigiendo reparaciones o dinero para prácticamente todos los problemas que surgían en la inspección de una casa. Un gripo que goteaba y un rayón en una puerta se convertían en formas de obtener más dinero en efectivo del vendedor. Si tu mercado local no se encuentra recalentado, es posible que permanezca algo de ese espíritu inquisidor, y eso te brinda una amplia motivación para que averigües qué necesitas arreglar, y posiblemente arreglarlo, antes de poner la casa en el mercado.
Cuanto más tiempo hayas estado en una casa, más problemas pueden haber surgido sin que lo notes. Por lo general, la gente no tiene idea de que el techo está desgastado y que las tuberías y los cables se han deteriorado, especialmente en una casa antigua. No significa que el propietario haya hecho algo malo, es solo que las casas envejecen. Otro problema que puede ser doloroso es cuando el propietario gastó dinero en una mejora de la casa y hay algún problema con el trabajo, como un defecto o una violación de códigos. Estos pueden ser costosos de arreglar.
Incluso en los mercados calientes, los compradores probablemente harán que su oferta dependa de que la casa sea inspeccionada profesionalmente y que el comprador apruebe los resultados. Para cuando realicen las inspecciones, lo más probable es que tu hayas completado y entregado unas divulgaciones escritas, que advirtieron al vendedor sobre cualquier problema con la casa (dentro de tu conocimiento, claro). Estas divulgaciones contribuirán en gran medida a reducir el factor sorpresa.
Debes tener en cuenta que las sorpresas desagradables, por pequeñas que sean, pueden perjudicar el ánimo entre compradores y vendedores. Incluso si el comprador no solicita una reducción de precio, puede sospechar que estabas tratando de ocultar algo. Cuando los compradores realizan inspecciones y descubren problemas, siempre es un gran problema. Es un punto de inflexión, el comprador puede volverse más duro con los créditos o las reducciones de precios, e incluso puede cancelar el contrato.
Entonces, para asegurarte de que tu casa esté en las mejores condiciones posibles y de que se pueda fijar el precio adecuado, o de que un comprador no inicie negociaciones estrictas contigo cuando se descubran problemas durante la inspección posterior a la oferta, tu deberías realizar una inspección previa, y contratar a un inspector de viviendas profesional para averiguar en qué condiciones se encuentra realmente tu propiedad. Aquí te diremos lo que puedes o debes hacer de manera realista.
No debes saltar los puntos difíciles como este, y pasar directo a las cosas divertidas de vender, como pintar una habitación o comprar una mesa nueva, incluso sin consultar a tu agente de bienes raíces sobre el panorama general. Es más importante empezar con el trabajo sucio, arreglar los defectos de tu techo y plomería, reemplazas los detectores de humo, asegurarte que el equipo de la piscina esté funcionando, etc.
Deberás decidir qué problemas solucionar y cuáles dejar pasar (que, sin embargo, tendrás que comunicarle al comprador) y qué otras mejoras ayudarán a vender tu casa o generarán un mayor precio. Los proyectos domésticos son famosos por tardar más y costar más de lo esperado. Tu deberías comenzar con las necesidades de reparación que tú, tu inspector y tu agente de bienes raíces identifiquen como prioridades, tan pronto como tu tiempo y presupuesto lo permitan.

Completar un informa de divulgación por escrito

El cumplimiento de esta obligación legal en Florida (igual que la mayoría de los estados de USA.) le proporciona a los posibles compradores un documento completo que explica las características físicas de la casa y su estado (destacando cualquier defecto) debe hacerse justo antes de poner la casa en el mercado. Para entonces, es posible que hayas eliminado algunos problemas mediante reparaciones. Esta tarea requerirá una atención seria.
En Florida, se exige que el vendedor de una vivienda complete y entregue al comprador un informe escrito detallando las diversas características de la propiedad y revelando cualquier defecto o peligro. A pesar de que la ley no exige una redacción precisa que deba incluirse en ese informe, los vendedores suelen utilizar un formulario preparado por la Asociación de Realtor de Florida (Florida Realtors). Por otro lado, si los vendedores de viviendas no entregan un formulario de divulgación, la mayoría de los compradores pensarán que tienen algo que ocultar.
Sin profundizar demasiado en la historia legal, hay que entender que estas leyes de divulgación representan un cambio importante con respecto a un antiguo estándar legal llamado “caveat emptor”, traducido como “el comprador debe estar pendiente”. Básicamente, eso significaba que, si los compradores no preguntaban o no descubrían un problema, el vendedor no tenía la obligación de decir nada. Ese antiguo estándar ya no existe en Florida.
Algunos tipos de vendedores no necesitan entregar divulgaciones. Si nunca has vivido en la casa (por ejemplo, porque la heredaste) o has sido responsable de ella (ni siquiera como arrendador), la ley te exime de hacer divulgaciones. Debes revisar esto con tu agente de bienes raíces.
Suponiendo que no calificas para una excepción a la ley de divulgación, tú debes completar con cuidado y precisión el formulario de divulgación de vendedor. Esta es una parte muy importante del proceso que le dedicamos varias publicaciones. Si haces correctamente las divulgaciones del vendedor, puedes fomentar el entendimiento mutuo en la transacción y aumentar el nivel de comodidad del comprador. Si lo haces mal, puedes generar malos sentimientos y negociaciones polémicas durante la transacción y posiblemente demandas posteriores.
No es necesario revelar lo que no sabes. Tu eres responsable de divulgar únicamente la información que conoces personalmente. En otras palabras, no es necesario contratar inspectores para descubrir problemas que nunca supiste que existían. Pero hacerte el ciego con problemas que cualquier persona razonable podría haber visto puede traerte problemas.

Ordenar, limpiar y quizas poner en escena la casa (HomeStaging)

Después de limpiar toda la basura de la casa, es hora de hacer que tu hogar se vea lo mejor posible. Por supuesto, en atención a la cantidad de cosas que haya en tu hogar ahora, debes clasificar, organizar y vender cosas en una venta de garaje (Garage Sale), en eBay, o en CraigsList y donar lo que sobre. Debes considerar que esto pueden tardar meses.
Hacer que tu casa luzca perfecta en los Open-Houses y cuando sea exhibida individualmente es una parte crucial del proceso de mercadeo. Esto es así, tanto si el mercado es frío, caliente o intermedio. Sin embargo, a medida que parece que las casas son más fáciles de vender, puede ser tentador omitir algunos de los pasos recomendados y simplemente abrir las puertas, incluso si todavía vives en la casa con todas tus cosas, o te has mudado y dejado las habitaciones vacías.
¿Preparar la casa es un enfoque sensato? Esta es, en última instancia, una decisión estratégica que debes tomar con la ayuda de tu agente de bienes raíces. Pero si tienes el tiempo, la energía y los recursos, pulir los aspectos de tu casa puede producir recompensas instantáneas y significativas. En un mercado a la baja, podría ayudar a producir esa oferta crucial; en uno caliente, podría producir una gran cantidad de ofertas competitivas y, por lo tanto, caras.
Lo más importante que debes recordar al decidir cuánto hacer es que la imaginación de los compradores no es tan vívida como cabría esperar. No siempre pueden mirar a través del desorden para ver el potencial que hay debajo; ni ver recuerdos del pasado para visualizar la casa como propia; ni llenar mentalmente una habitación vacía con sus propias posesiones.
Tu objetivo al preparar tu casa para las exhibiciones es hacer ese trabajo por ellos; hacer que tu casa se vea tan fantástica que comiencen a soñar con una vida nueva y más hermosa para ellos. Incluso en un desarrollo donde todas las casas se construyeron alrededor al mismo tiempo y con diseños similares, una casa preparada puede verse más fresca, más grande y mejor mantenida que una que también está a la venta en la misma cuadra, pero que no está decorada.
Incluso una decoración hermosa puede necesitar algunos cambios. Hay una diferencia entre “condición de vida” y “condición de venta”. No es que haya algo malo en la forma en que la casa está decorada actualmente, es solo que puede necesitar un aspecto diferente para atraer el grupo más amplio de posibles compradores.
En esta página web te familiarizaras con los principios establecidos en la industria de bienes raíces con respecto a lo que hace que una casa se vea bien. Luego, puedes implementar cualquier nivel de cambios que consideres apropiado, incluyendo:

Tomar fotos y videos

Es posible que tu agente se encargue de las fotos y videos, incluso puede contratar a un profesional para eso. Será necesario programarlo cuidadosamente para que tu casa se vea lo mejor posible y se obtengan las imágenes listas para el material publicitario, que incluye el MLS (Multiple Listing Service), todas las páginas web sindicadas al MLS, y el sitio web de tu bróker. Como ves, ya estamos comercializando tu hogar.

Establecer el precio de lista

Es posible que ya tengas un precio aproximado (o deseado) en mente. Sin embargo, no debes quedar atrapado en ese pensamiento todavía. Es mejor determinar el precio de lista después de que tu y tu agente hayan visto cómo se ve la casa después de que la hayan ordenado, limpiado y arreglado un poco y, si te encuentras en un mercado que cambia rápidamente, hayas evaluado las casas comparables que se vendieron dentro las últimas semanas. Tu anunciarás el precio de lista al mismo tiempo que anuncies que la casa está en venta.
Para la mayoría de los vendedores de viviendas, el objetivo es obtener el mejor precio. Si el valor de las casas se ha apreciado en tu área, entonces un precio alto puede significar que obtendrás una ganancia decente con la venta. Si los precios en tu área han permanecido estancados, obtener un buen precio minimizará tus pérdidas.
Por supuesto, pronto te encontrará con posibles compradores cuyo objetivo básico sea el opuesto al tuyo: quieren pagar lo menos posible por una casa. Sin embargo, dependiendo del mercado inmobiliario local, algunos pueden terminar yendo más allá de su presupuesto original para obtener la casa que desean, o cualquier casa.
Con todos estos objetivos y consideraciones contrapuestas en mente, establecer el precio de lista de tu casa requerirá un pensamiento serio y una estrategia, lo suficiente como para haberle dedicado varias publicaciones en este sitio web. Si estableces un precio demasiado alto, podrías ocasionar evitar que los compradores potenciales ni siquiera miren tu propiedad. Cuando eso sucede, tu casa puede estancarse en el mercado, lo que te obligará a realizar grandes rebajas en el precio.
La necesidad de que tu casa se venda con rapidez es especialmente alta si ya compraste una casa nueva. Ser propietario de dos casas significa que tendrás el doble de la carga de pagar al pagar la hipoteca, el seguro de vivienda, los gastos de servicios públicos y mantenimiento o las tarifas de asociación de propietarios. Esto puede resultar costoso y potencialmente destruir cualquier beneficio que obtengas al esperar un precio más alto.
Pero tampoco debes establecer el precio de lista tan bajo que distorsiones el valor de tu propiedad, generes muchas ofertas bajas que realmente nunca aceptarás y tal vez incluso hagas que los compradores se pregunten qué tiene de malo esa propiedad.
Desde un punto de vista estratégico, lo ideal sería que el vendedor fije un precio igual o un poco por debajo del valor real de mercado de la vivienda; con ese enfoque, aumenta notablemente el número de agentes y compradores que vienen a visitar la propiedad, incluso para una parada rápida en los días de Open-House. Los compradores potenciales actúan con rapidez, por temor a que si no aprovechan esa oferta, alguien más lo hará. Y si hay una avalancha de interés, puede sobrevenir una guerra de ofertas, lo que hará subir el precio de la casa. Por otra parte, si los vendedores en tu área local sobre precian rutinariamente, puedes enviar el mensaje incorrecto al subvalorar.
Sin embargo, te recomendamos jugar un papel activo en este proceso. Al entender el desarrollo de tu mercado local, estarás listo para entender el consejo de tu agente y luego negociar con los compradores desde la mejor posición posible, sabiendo cuándo ceder y cuándo mantenerte firme. Esta página web te ayudará con ese proceso, cubriendo cómo:
El precio no se trata de tus propias necesidades. Algunas personas establecen su precio en función de lo que llamamos una “base de necesidad” en lugar de una “base de mercado”; calculan lo que creen que necesitan obtener para pagar su hipoteca actual y cubrir sus proyectos de remodelación, y luego para adecuar su próxima casa. Desafortunadamente, eso no tiene relación con lo que pagarán los compradores.

Anunciar que la casa está en venta

Con la ayuda de tu agente, la casa se anunciará para la venta en el Servicio de Listados Múltiples (MLS, una base de datos en línea utilizada por los agentes inmobiliarios), así como en el sitio web del agente y probablemente en otros sitios inmobiliarios. Algunos agentes incluso usan craigslist. Las cosas comenzarán a moverse rápidamente en este punto. Tan pronto como se anuncie la venta de la casa, el público asumirá que estará disponible para exhibiciones individuales.
En Florida, el número de casas a la venta está aumentando y tu quieres que la tuya se destaque. Cuantos más compradores se enteren de que está a la venta, mayores serán las probabilidades de que al menos uno de ellos la compre. Ahí es donde trabaja el marketing.
En este punto, tu agente de bienes raíces hará la mayor parte de la planificación y el trabajo, sin embargo, tu debes comprender el proceso y las prioridades, y participar activamente. Si estás vendiendo FSBO, estas publicaciones son fundamentales para que lo que tienes que hacer.
Tu agente debe tener una lista de tareas de marketing, que se llevan a cabo después que firmas el acuerdo de listado. Tu no veras en acción muchas de esas actividades, como el hecho de que el agente habla con otros profesionales de bienes raíces. A muchos agentes se les ocurren sus propias ideas creativas; y esta es un área en la que tu propio pensamiento creativo también puede ayudar.
Asumimos que tú y tu agente trabajarán en equipo para que tu propiedad sea vista por tantos compradores potenciales como sea posible. Esta página web te dará pautas sobre cómo llevar a cabo lo básico, como publicar anuncios en línea y realizar un Open-House, así como ideas para ir más allá de las estrategias de marketing habituales.
Se producen errores tipográficos y otros errores. Si tu estas preparando/escribiendo material de marketing, lo mejor es pasar todo por los ojos de tu agente. Sabemos de casos de anuncios de Open-House con la dirección incorrecta, fotos o descripción de la casa inadecuada. Reúnete con anticipación con tu agente de bienes raíces, para revisar el material de marketing que tú has preparado.

Realizar una jornada de puertas abiertas con corredores

Habrás notado que algunos carteles de “Open House” aparecen en momentos extraños, como un jueves por la tarde. Lo más probable es que se trate de un “brokers’ open house”, en la que muchos agentes van y miran en forma anticipada lo que se mostrará públicamente el siguiente fin de semana. Los agentes emiten juicios, hacen comparaciones notas y, si tienes suerte, pueden comunicarse con sus clientes compradores de vivienda y decirles que han encontrado una excelente casa para ellos.

Organizar un Open Houses

Estas jornadas son una parte importante del proceso de hacer que se vea y se hable de tu casa y, a pesar de existir discusiones sobre si los “open houses” atraen realmente a compradores serios, muchos compradores han entrado en una “open House” y se han enamorado de esa casa.

Mirar como llegan las ofertas

Recibir una oferta puede llevar semanas en un mercado lento, o puedes verte inmediatamente inundado con ofertas competitivas de compradores ansiosos, como ocurre hoy en muchas áreas de Miami. Evaluar la solidez de estas ofertas es una parte fundamental del proceso de venta. Es posible que debas hacer una contraoferta o negociar antes de aceptar una oferta en particular.
Antes que pase mucho tiempo, uno o más compradores decidirán que vale la pena hacer una oferta por tu casa. El esfuerzo de marketing de tu agente de bienes raíces ha funcionado: la casa está atrayendo el interés de los compradores.
La siguiente pregunta es si tu quieres aceptar la oferta, en función de factores como el precio, contingencias, solidez del financiamiento del comprador, etc. Y si tienes la suerte de recibir varias ofertas para tu casa, como ahora es común en Florida, deberás comparar todos esos factores entre las ofertas, para elegir la mejor.
¿Qué pasa si no recibes ninguna oferta? Es posible que tu casa no se esté mercadeando bien o, más probablemente, tenga un precio excesivo. Debes hablar con tu agente sobre la conveniencia de realizar un ajuste de precio. Si han pasado 30 a 90 días sin ofertas, actúa rápidamente para reducir el precio. Si la casa ha estado en el mercado solo durante un mes, puedes atraer compradores con una reducción de precio de 4% a 5%. Si ha estado en el mercado durante 30 a 60 días sin ofertas, puede ser apropiado una reducción del 8% al 10%. El monto exacto de la reducción depende en parte del nivel del interés que has visto hasta ahora. Si los compradores han estado llegando y haciendo preguntas, una pequeña reducción porcentual podría funcionar; pero, si están pasando de largo sin interés, es hora de una reducción importante.

Firmar un contrato de venta

Una vez que hayas elegido y aceptado una oferta, deberá ser establecida en un documento formal, escrito y legalmente vinculante. Es posible que el agente de tu comprador haya hecho la mayor parte del trabajo por ti, al completar un formulario estándar. Para comprender lo que significa ese documento y negociar algunos de los puntos más finos debes conversar con tu agente de bienes raíces.
Después que has aceptado los términos de la venta de tu casa, el último paso es firmar el documento que lo convierte en tu contrato de compra. Para este momento, tú o el comprador han creado una oferta o contraoferta que servirá como contrato final, o han llegado a un acuerdo lo suficientemente cercano como para que sea fácil para tu agente de bienes raíces ponerlo por escrito.
Pero eso, estas publicaciones te ayudan a establecer esos términos y te alerta sobre temas importantes que quizás desees agregar. En todo caso, antes de firmar, lee el contrato por última vez, para asegurarte de que comprendes todos los términos que aceptas.
Al final de las negociaciones del contrato, tu (y cualquier copropietario de tu casa) simplemente firmarán y fecharán la última versión del contrato. Los compradores también deberán firmar. O, si ya han firmado, pero tú has aceptado ciertos cambios, es posible que deban poner tus iniciales en los cambios.
Solo cuando tengas un documento escrito, firmado tanto por ti como por el comprador, estarás legalmente obligado por el contrato. Incluso si has participado en largas negociaciones y has recibido muchos compromisos verbales, sin un contrato firmado, no tienes nada a lo que recurrir si el comprador cambia de opinión.

Revisar el depósito en garantía.

Es muy probable que transcurran varias semanas entre la firma del contrato de venta y el cierre programado del trato. En esta página web te explicaremos tus obligaciones durante ese período y a lidiar con cualquier sorpresa.

Cerrar el acuerdo

Normalmente, la finalización de la venta de tu casa representa más trabajo para el comprador que para el vendedor. Después de todo, es el comprador quien debe preocuparse por pagar el precio por la propiedad. Sin embargo, tu también tienes obligaciones, incluido cómo lidiar con las dificultades de último momento, incluyendo que el comprador incumple el trato.
En principio, asumimos que la venta de tu casa sea sencilla. Pero el asunto podría ser más complicado, por ejemplo, dos hermanos están trabajando juntos para vender la casa de un padre anciano, o tu estás vendiendo una casa vacacional. Tales circunstancias pueden agregar pasos al proceso habitual, como reuniones familiares o viajes de larga distancia. Aquí nos ocuparemos de destacar estos problemas.

Vender tu casa sin un agente (FSBO).

Es probable que tu mayor gasto en vender tu casa sea la tarifa que pagas a tu agente de bienes raíces: en promedio, del 5% al ​​6% del precio de venta. Aunque en la mayoría de los casos esa tarifa se divide con el agente del comprador, tu, como vendedor, pagas la totalidad.
Vender tu casa directamente como dueño (FSBO, por la frase en inglés: For Sale By Owner) sin la ayuda de un profesional de bienes raíces, ¿te ahorrará dinero? Esa pregunta no tiene una respuesta clara.
Muchas estadísticas indican que los vendedores sin experiencia obtienen precios más bajos que los agentes de bienes raíces con experiencia, lo que elimina los ahorros que podrían haber ganado en la comisión. Por otro lado, algunos sostienen que un vendedor que no cometa errores puede salir adelante, especialmente si el mercado está activo y si ese vendedor ha hecho un estudio cuidadoso del mercado y tiene las habilidades profesionales para comercializar la propiedad, negociar el trato y manejar el papeleo involucrado en la venta (quizás pagando por unas pocas horas de tiempo de un agente de bienes raíces).
Sin conocer tu mercado local y tus circunstancias personales, no podemos decir si vender FSBO tendría sentido para ti o no. Las personas para las que parece más lógico son aquellas que ya han identificado a alguien a quien quieren venderle (tal vez un amigo o un familiar), han acordado un precio con el que todos están contentos y tienen las habilidades organizativas y de otro tipo, necesarias para asegurarse de que el acuerdo finalice de manera legalmente apropiada.
En esta página web exploraremos estos y otros aspectos relacionados con la venta hecha por tu cuenta. Cubriremos:
¿Cuántas personas hacen FSBO? Según NAR’s 2019 PROFILE OF HOME BUYERS AND SELLERS, es solo el 8% de los vendedores de viviendas. Esa es la participación más baja registrada desde 1981. Incluso, muchos vendieron a alguien que conocían de antemano.
Finalmente, en esta página web también encuentras actualizaciones para COMPRADORES de vivienda, que también son útiles desde la perspectiva de los VENDEDORES. Además, siempre estamos pendientes de publicar actualizaciones en la materia.

La venta de tu casa, no es algo sencillo

En principio, asumimos que la venta de tu casa sea sencilla. Pero el asunto podría ser más complicado, por ejemplo, dos hermanos están trabajando juntos para vender la casa de un padre anciano, o tu estás vendiendo una casa vacacional. Tales circunstancias pueden agregar pasos al proceso habitual, como reuniones familiares o viajes de larga distancia. Aquí nos ocuparemos de destacar estos problemas.
En esta pagina web también encuentras importantes actualizaciones para COMPRADORES de vivienda (que también son útiles desde la perspectiva de los VENDEDORES). Siempre estamos pendientes de publicar importantes actualizaciones de las leyes. Finalmente, nuestros artículos vienes con listas de verificación descargables de venta de viviendas; y más.
vender tu casa

¿Interesado en Vender tu Casa?

Excelente, nosotros te podemos ayudar a vender más rápido y tu casa. En todos estos años hemos ayudado a dueños de propiedades a vender su casa sin complicaciones y ganar mucho más dinero por ella. Pide ayuda aqui.
Scroll to Top