Cómo Comprar un terreno para una Casa: Guía Completa

Cómo Comprar un terreno para una Casa

Uno de los primeros pasos para comprar un terreno para una casa es contratar a un agente que comprenda el proceso y pueda ayudar a los compradores a navegar por su lista de verificación.

Muchos de nosotros fantaseamos con construir nuestra casa ideal en el terreno perfecto. Sin embargo, aparte de la parte de construcción, comprar un terreno es un proceso bastante desafiante en sí mismo. Pero si anhelas hacer realidad tu sueño, no es tan imposible como parece.

En esta guía completa para la compra de terrenos, examinaremos todo el proceso antes de discutir los diversos pros y contras.

Cómo comprar un terreno para una casa, en 7 pasos.

  1. Crea un presupuesto. Cuando se trata de presupuestar la compra de un terreno, hay varias cosas que deberás considerar además de las que se encuentran al comprar una casa. Algunos ejemplos incluyen:
  • Precio del terreno.
  • Pruebas de suelo y agua.
  • Conexiones de servicios públicos.
  • Tasas de rezonificación y tasas de impacto, si es necesario
  1. Contrata un agente de bienes raíces especializado. Un buen agente puede hacer que cualquier transacción inmobiliaria fluya con mayor fluidez, pero un profesional especializado en suelo es un aliado inestimable a la hora de comprar un terreno. No sólo conocerán toda la jerga complicada, sino que también estarán familiarizados con todo el proceso. Como tal, pueden ayudarte con todo, desde encontrar tu paquete perfecto hasta negociar un negocio excelente y ayudarte con el papeleo y las opciones de financiamiento.
  2. Busca un terreno. Con un presupuesto en mente y un agente inmobiliario experto de tu lado, ahora puedes comenzar a buscar un terreno que se ajuste a tus necesidades. A continuación, se ofrecen algunos consejos que te ayudarán:
  • Utilice mapas en línea para explorar áreas más amplias: Los servicios modernos de mapas en línea pueden ser una herramienta fantástica para ayudarte a encontrar el área en la que te gustaría establecerte, brindándote una idea sobre las distancias a las ciudades y otros servicios.
  • Busca en línea y fuera de línea: Una búsqueda en línea puede ser una excelente manera de tener una idea aproximada de los precios y lo que estás disponible, pero también es aconsejable investigar un poco fuera de línea. Los anuncios clasificados fuera de línea y el conocimiento interno de tu agente pueden ayudarte a descubrir listados exclusivos que quizás aún no se anuncien públicamente en línea.
  • Investiga el mercado local de cualquier terreno que estés buscando: Una vez que encuentres un terreno adecuado, revisa los datos de ventas recientes en el área para ver si están en declive o en ascenso y busca comparables para evaluar el precio. Mientras tanto, un paseo por la zona puede darte una buena idea sobre la infraestructura local y permitirte buscar parcelas alternativas.
  • Terreno totalmente nuevo versus terreno abandonado: El terreno totalmente nuevo se refiere a terrenos que nunca se han construido, mientras que los terrenos abandonados se han desarrollado previamente. Ambos tienen sus pros y sus contras y pueden estar sujetos a diferentes requisitos de planificación.
  • Busca terrenos gratuitos: Tanto Estados Unidos como Canadá ofrecen incentivos de terrenos gratuitos para alentar a los colonos a construir en determinadas partes del país. Si bien a menudo se aplican condiciones, es una excelente manera de ahorrar dinero.
  1. Investiga tu parcela y realiza una mensura (survey). Cuando encuentres una parcela que parezca funcionar para ti, es hora de profundizar un poco más. Consulta el estudio topográfico más reciente y, si no ha habido uno en los últimos años, saque uno. Las disputas sobre límites pueden ser un gran dolor de cabeza más adelante, y una mensura puede confirmar si existen usurpaciones, servidumbres o restricciones que deban tenerse en cuenta, así como definir los límites legales. Además, un estudio medirá la elevación y la pendiente del terreno, así como identificará las llanuras aluviales, algo fundamental antes de empezar a poner los cimientos.

Además, asegúrate de verificar si existen restricciones de zonificación. Con el tipo de zonificación

incorrecto, no podrás construir una casa en tu terreno. A veces es posible cambiar la zonificación, pero es algo que debes saber de antemano, ya que puede causar grandes retrasos.

También es una buena idea revisar las pruebas ambientales recientes para asegurarse de que no haya rastros de contaminantes. Finalmente, verifica el acceso a los servicios públicos. Es fundamental saber si tendrás acceso a agua potable, electricidad, vías e internet, entre otros, o si tendrás que gestionarlos tú mismo.

  1. Calcular la financiación. Si estás satisfecho con tu terreno, el siguiente paso sería hacer una oferta, pero primero debes resolver tu financiamiento. Una gran cantidad de terreno se compra mediante una transacción en efectivo y deberás asegurarse de tener un comprobante de fondos listo para mostrárselo al vendedor cuando hagas una oferta.

¿No planeas pagar en efectivo? Muchos prestamistas consideran que la compra de terrenos es una inversión de alto riesgo, lo que dificulta la obtención de un préstamo convencional. Incluso aquellos que ofrecen un préstamo generalmente requerirán un gran pago inicial, a veces hasta el 50%.

Sin embargo, supongamos que tienes planos de construcción y tienes la intención de construir de inmediato. En ese caso, es un poco más fácil calificar, ya que existen una variedad de opciones de financiamiento para quienes compran terrenos.

  • Préstamo de construcción a permanente (CP): Como diferencia a las opciones más comunes, permite a los prestatarios financiar tanto la compra del terreno como la construcción de su casa simultáneamente. Una vez que se completa la construcción, esencialmente se convierte en una hipoteca regular.
  • Préstamos para lotes: Dirigidos a prestatarios que no planean construir de inmediato, requieren un pago inicial considerable y tienen tasas de interés altas.
  • Financiación del propietario: El vendedor se compromete a financiar la compra. Si bien el pago inicial suele ser más bajo, la tasa de interés suele ser más alta.
  • En cualquier caso, es útil tener un puntaje crediticio excelente y una buena cantidad de efectivo para el pago inicial si planeas buscar financiamiento para comprar un terreno.
  1. Haz tu oferta. Cuando hayas asegurado el financiamiento, ahora podrás hacerle una oferta al vendedor con confianza. Vale la pena hacer una oferta condicional, así que asegúrate de agregar contingencias que te permitan abandonar la venta si resulta que el terreno no es apto para construir; por ejemplo, el resultado de la prueba del suelo, el acceso a servicios, etc.
  2. Realizar inspecciones de tierras. Una vez aceptada tu oferta, ahora es el momento de realizar varias inspecciones:
  • Prueba de suelo: Esto confirmará que el terreno se puede construir de forma segura y aconsejará qué tipo de cimientos se requieren, así como cualquier limitación a la construcción.
  • Búsqueda de títulos: Garantiza que no haya gravámenes ni reclamaciones sobre el terreno.
  • Normas de zonificación: Vale la pena comprobarlo dos veces para estar absolutamente seguro de que puedes construir una casa en tu terreno

Asegúrate de contratar profesionales para realizar estas inspecciones, preferiblemente terceros confiables, para asegurarse de que no tendrás ningún problema una vez que el terreno esté a tu nombre. Si todo está en orden, podrás finalizar la venta y empezar a construir la casa de tus sueños.

¿Comprar un terreno para una casa, es una buena inversión?

Ahora que ya sabes cómo comprar un terreno, es fundamental determinar si es una inversión que vale la pena. Las circunstancias de cada persona difieren, pero estos son los principales pros y contras:

  • Las ventajas de comprar un terreno: Por supuesto, la ventaja más importante de comprar un terreno es que te permite diseñar y construir la casa de tus sueños. Te deja libertad para utilizar los materiales y sistemas de construcción que desees, lo que facilita la construcción de una casa ecológica, una que esté fuera de la red o una que se adapte perfectamente a las necesidades de tu familia. Además, con la licencia adecuada, tú mismo podrías construir tu nueva casa y ahorrar mucho dinero.

Un terreno también puede ser una excelente inversión, incluso si lo dejas vacío. Requiere mucho menos mantenimiento que una casa y, a diferencia de una casa que tiende a depreciarse con el paso del tiempo, el terreno tiende a aumentar.

Finalmente, comprar terrenos ofrece grandes incentivos para ahorrar dinero para quienes tienen un presupuesto limitado. Los incentivos de tierras gratuitos pueden ahorrarte miles de dólares. Además, los compradores de tierras pueden calificar para un préstamo del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos), que no requiere un pago inicial.

  • Las desventajas de comprar un terreno: El inconveniente más importante a la hora de comprar un terreno para construir una casa es que es un proceso más largo y complicado que simplemente comprar una casa. Hay mucha investigación involucrada y muchos temas que recorrer antes de que puedas comenzar a pensar en construir.

Otra desventaja es que limita considerablemente la elección de ubicación. De hecho, fuera de las zonas rurales, puede resultar complicado encontrar terrenos baldíos. Por lo tanto, si esperas estar cerca de la acción, te resultará difícil encontrar un lote adecuado.

Por último, financiar la compra de un terreno es mucho más complejo que financiar una vivienda, e incluso los solicitantes seleccionados están sujetos a altas tasas de interés.

Si te gustó, comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te podría interesar:

Translate »
Scroll al inicio